Costumbres / Rutinas

julio 24, 2009

Increíble como llegan a cambiar las rutinas de un momento para otro, bien porque cambiamos prioridades o porque nos las cambian. Pero quizás más increíble es como se extrañan esas rutinas. Desde lo más sencillo como un mensaje por la mañana para desear buenos días, hasta lo planificado como un viaje cada cierto tiempo…

de vuelta…

julio 17, 2009

…a esa ciudad donde me sentía bien cada vez que estaba, contigo.

En este momento debo estar camino a un lugar que descubrí hace poco mas de un año y que puedo decir que me encanta a pesar del calor y otras cosas. La descubrí por ella.

Por algún momento llegue a pensar que cada vez que estuviese allí, seria por ti. Incluso pensé en establecerme allí, contigo, por algún tiempo luego de terminar mi periodo académico, y por que no, definitivamente. En parte porque ella se sentía mejor allá que en Caracas a pesar de que pronto tendrías que dejar tu ciudad por esta mas caótica y hostil.

Creo que por primera vez le era infiel a mi ciudad natal, esta que tanto me gusta.

La cuestión es que ahora que regreso no es por ti. No es por verte ni estar contigo. No es por pasar un(os) día(s) agradable(s) contigo y olvidarme de todo. No es para estar acostados viendo TV sin mediar palabra. Ni para disfrutar de una comida rica de tu casa. No es una escapada. Ni una sorpresa.

Suena nostálgico, lo se. Pero se que me sentiré un extraño en ese lugar sin ti.