Esto es como un juego…

junio 27, 2009

donde me das pistas y yo decifro como te sientes, donde estas o hacia donde vas, lo que haces o quieres hacer.
Todo esto con pocas palabras, tantas como permiten un sms, y tan dispersas como puedes y sabes hacerlo. Es lo bueno de conocerte hace ya algún tiempo.
Quizás no haya sorpresas o sea predecible ciertas cosas, pero debo decir que me divierto con eso, porque es increíble saber cuanto conoces a una persona sin darte cuenta.

junio 15, 2009

Ideas van y vienen. Suceden cosas. Aparecen unas personas, otras se van, y asi sigue.
Conoces gente. Por casualidad son personas que conociste por este medio hace algunos años. Te reencuentras.
Aparecen proyectos nuevos. Sigues con tus planes, necesitas terminarlos. Creas otros y asi vas…

Son muchas cosas de las que no hay huella por aquí aunque se supone que para eso estaba. A decir verdad no se porque deje de escribir y aunque hay much que decir siempre, me sigue costando.
Creo que haré catarsis aquí

barras bravas

abril 30, 2008

Ese es el nombre que se les da en Argentina al grupo de fanaticos de un equipo de futbol. En Inglaterra, los mas conocidos, se les llaman Hooligans.

Son muy conocidos por ocasionar destrozos tanto en estadios como en calles, gane o pierda su equipo. Se han enfrentado muchas veces con la policia y con otro grupos de fanaticos, muchas veces con un saldo fatal. Para las competencias internacionales se les niega la entrada al pais. Y en algunos paises tienen un poder tan influyente dentro de los clubes que les exigen a los directivos que se les incluya dentro de los viajes del equipo. Todos saben lo que puede ocasionar un NO como respuesta.

Hasta hace poco los fanaticos en Venezuela se habia mantenido al margen de este panorama, sin embargo hace algun tiempo se oyo una campanada. Fue en ocasion de un partido del Depotivo Tachira contra en Caracas FC. Al final del juego los miembros de la Avalancha Sur (barra del Tachira) robaron el autobus que trasladaba a los rojos, lo metieron en el campo y lo incendiaron.

Mas reciente, algunos fanaticos en Pto La Cruz lanzaron botellas y otros objetos contra los Demonios Rojos (barra del Caracas FC). Y asi como estos episodios, algunos otros menos graves pero que comienzan a dar una perspectiva de la euforia que despiertan los equipos de futbol locales.

Este fin de semana se volvio a vivir un episodio grave en Barinas en el partido del Zamora FC contra el Deportivo Tachira. Los hechos sucedieron luego del segundo gol de los locales cuando, segun versiones, los fanaticos del Tachira comenzaron a lanzar objetos al campo e incluso mobiliario dle estadio. Los fanaticos del Zamora respondieron de la misma manera y al final la policia y guardia nacional intervinieron dejando varios heridos de perdigones y golpes.

Sin menospreciar el fanatismo, pero tampoco apoyando la violencia, vemos con preocupacion como este tipo de manifestaciones se estan haciendo mas frecuentes en las gradas de los estadios de futbol locales. El problema parece tener muchas variables y quizas la mas importante es la falta de seguridad por parte de los clubes y de las autoridades locales al no preveer estos actos.

Yo he estado en el estadio apoyando a mi equipo y he visto como a veces los policias y guardias se hacen de la vista gorda con algunos actos, pero tambien he visto como algunas veces se exagera en el (mal)trato hacia los fanaticos. No pretendo que se imponga una Ley Marcial para esto, pero si que los controles sean un poco mas efectivos y racionales en el momento.

Por aqui les dejo las columnas de Oriana Mejias y Victor Estrella, colaboradores de Balonazos.com

abril 24, 2008

paragua rojo en dia gris

individuales

abril 6, 2008

en estos dias alguien me estaba enseñando sobre las individualidades, hacer lo que uno quiere sin perder la perspectiva de trabajar en conjunto.

necesitamos aprender a no opacar el brillo de los demas y a veces hasta darle un empujon para que brillen por si solos, incluso no estando al lado…

individuales

septiembre 11, 2007

el otro 11 de septiembre

junio 24, 2007

mañana sera otro dia. un dia mejor.

 

(o por lo menos, eso espero)